breaking news New

Como Deben los Niños participar en los eventos Masivos.

RC by DU

La actividad física en los primeros años tiene importantes diferencias con lo realizado con adultos.

Son muchas las consideraciones, todas de igualimportancia, para la inducción de los chicos en etapa s tempranas de la vida  a su participación en eventos de running organizados.

Sin duda que la premisa es el respeto a los límites que impone la fisiología y anatomía en el desarrollo del niño, como marco de límite a la exigencia.

En muchas de las ocasiones, los chicos generalmente, son impulsados a realizar este tipo de participación en eventos por sus padres o familiares que  practican este tipo de modalidad.

El error más frecuente, es efectuar una transferencia de los intereses del adulto hacia el niño y en consecuencia generar experiencia negativas para quien se inicia en la actividad, por un esfuerzo desmesurado incentivado por el exceso de espíritu competitivo.

Partamos de la base que el deporte Premia a los ganadores, dualidad adulta del ganar y perder, y en esta lógica de competencia, el ganador es sólo uno. En consecuencia haremos feliz al ganador y perdedores a resto. En consecuencia la competencia no es una posibilidad.

Por lo tanto, y siguiendo esta corriente de pensamiento, con la cual se puede no estar de acuerdo, consideramos que se debe buscar una experiencia  agradable, gratificante y compartida. Esto significa que la participación debe ubicarse, dentro del rango del esfuerzo a la exigencia que las facultades le permiten al iniciado. Llevarlo más allá de esos límites, sólo podrán frustrarlo y generar el efecto contrario al buscado.

Dentro de la misma línea, debemos considerar que estas actividades deben encontrarse  dentro del campo de la participación, donde la ubicación, el tiempo y el resultado no son trascendentes. La importancia radica en que, quien comienza,  pueda realizar el recorrido sin importar el resto de las variables que habitualmente califican en un evento de adultos. El evento es genuinamente participativo.

La experiencia en esta dirección, genera una impresión positiva que crece si la misma  es acompañada por un mayor que realice el recorrido acompañando al ritmo del niño, sin exigirlo, respetándolo. Así logramos  una celebración de partes, en equipo, que se conjugan en compartir una propuesta de ambos.

Para ello es aconsejable, ya que esta es sólo nuestra mirada, que no se premie al primero, segundo o tercero, ya que todos y por el sólo hecho de completar el desafío propuesto,  son ganadores.

La entrega del recuerdo, medalla de finalización al completar el recorrido, alineados en esta línea de pensamiento que estamos planteando, es recomendable entregarla al principio, cuando ingresan a la zona de largada, ya que esta acción refuerza el mensaje que todos son ganadores independientemente de la posición: se fortalece así el gusto por la  la actividad, que es el objetivo primordial.

 

En consecuencia la participación que buscamos no depende de las condiciones del niño exclusivamente cosa que sí es importante para la distancia de la propuesta a cumplir, tema que abordaremos en otra ocasión; sino que dependerá en gran medida de la condición y espíritu de quien lo promueve.

Para estos casos, la impronta del adulto, quien guía, su claridad en el objetivo, harán que se sume o no un nuevo integrante futuro al mundo del Running

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password